Maridaje Vivanco

Desde que comenzamos nuestra andadura en la Pintxoteca siempre hemos tenido claro que celebraríamos jornadas de maridaje. El pasado mes de octubre pudimos organizar por fin la primera.

Para aquellos que no saben lo que es, la cena consiste en una degustación de 4 platos elaborados especialmente para la ocasión acompañados de 4 vinos. Durante la cena un enólogo va explicándonos las notas de cata del vino y por qué marida con el plato que estamos degustando.

Para la primera cena la bodega elegida fue Vivanco de la Denominación de Origen Rioja. Nos acompaño Fernando Román, enólogo y delegado comercial de la zona centro de bodegas Vivanco.  Fernando nos contó la historia de la bodega, anécdotas sobre el mundo del vino y nos guió en la cata de los vinos seleccionados. Un profesional excelente que desde el comienzo supo ganarse a los asistentes.

logo vivanco

Comenzamos la cena con un plato de Foie asado con crema fina de manzana y anís. Lo acompaño una variedad de Vivanco Viura-Tempranillo blanco-Maturana blanca 2016. Un vino que se caracteriza por ser el primero en el mundo en realizarse con este coupage.
Este plato gustó tanto que nos hemos visto obligados (y además literalmente) a incorporarlo en nuestra carta, carta que por cierto, estrenaremos en breve.

 

El Segundo plato fue un Tataki de atún rojo con ajo blanco y chips de alga nori. El vino elegido para este plato fue Vivanco Crianza tempranillo de 2014. Aunque en principio este vino estaba elegido para el plato anterior y viceversa, a Fernando le pareció interesante escapar de lo habitual y servir el pescado con el tinto y el blanco con el foie. Todo un acierto.

Tataki de atún
Tataki de atún rojo con ajo blanco y chips de alga nori

 

Para el plato principal escogimos un estofado de ciervo al chocolate. Una elaboración tan potente de sabor como lo es la caza debía acompañarse de un vino con carácter. El vino elegido fue el Reserva tempranillo-graciano de 2011. Un vino con 24 meses de crianza en barricas de roble francés y americano y otros 24 meses de crianza en el botellero.

Terminamos la cena con una tarta de queso azul, acompañada de chutney de higos y coulis de frambuesa. Lo maridamos con el impresionante vino dulce de Vivanco, el 4 varietales de invierno. Maridaje perfecto ya que la tarta no era excesivamente dulce y la combinación era increíblemente armoniosa.

Vino Dulce 4 varietales de invierno
Vino dulce de Vivanco, el 4 varietales de invierno

 

Terminamos sorteando un par de botellas magnun de Vivanco y un viaje a la bodega – muse.  Nos despedimos con la promesa de volver a repetir pronto nuestra jornada maridaje. En breve tendréis noticias nuestras, pero atentos que ya quedan pocas plazas, ya que muchos de nuestros asistentes al maridaje con Vivanco reservaron para el próximo.

Nos vemos en la Pintxoteca.

Un saludo!

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *